Ventajas de vivir en Pisos de un solo dormitorio

Ventajas de vivir en Pisos de un solo dormitorio

La primera idea que nos viene a la cabeza cuando pensamos en la casa de nuestros sueños es una gran vivienda, con garaje, jardín, piscina, de dos plantas, numerosas habitaciones, un espectacular salón comedor y una amplia cocina. Sin embargo, ¿para qué tanto espacio que no vamos a utilizar? Más tareas de limpieza, más gasto en mantenimiento y decoración, más consumo energético. Las ventajas de vivir en pisos de un dormitorio es que ahorramos en muchos de estos conceptos y además podemos hacer nuestro hogar mucho más acogedor y cálido.

Beneficios de Alquilar Pisos de un Dormitorio

#Con un solo dormitorio, tendrá menos problemas de decoración

Cuanto más espacio tengamos, más espacio para llenar o decorar de objetos. Eso nos lleva a tener que pensar en más alternativas para completar la decoración y el mobiliario. Y cuando hay mucho que decorar, el riesgo de equivocarnos y cansarnos del estilo elegido es mucho mayor. Por eso, en pisos con un solo dormitorio, implica menos quebraderos de cabeza y puede estar todo integrado en un solo espacio.

#Hacer más vida al aire libre

Estar viviendo en un pisos de un dormitorio nos obliga a pasar más tiempo en el exterior. Si no hay mucho que hacer en casa y la sensación de agobio impide que pasemos mucho tiempo en ella, que mejor forma de convertir una circunstancia negativa en una oportunidad. Puede aprovechar la situación para salir a pasear, practicar algún deporte o visitar exposiciones y museos, y cubrir la ausencia de espacio en nuestra casa llenándolo con enriquecimiento interior.

#Menos espacio, menos suciedad

Otra de las ventajas de contar con poco espacio es que se reduce la aparición de suciedad. ¿Cuál es el resultado de eso?

  • Menos muebles
  • Menos polvo
  • Menos trabajo
  • Menos mantenimiento
  • Menos gasto en productos de limpieza

Ahorramos esfuerzo y tiempo en ordenar la casa y ganamos mucho más tiempo para disfrutarla más limpia.

#Ahorro energético

Una de las principales ventajas de un espacio pequeño es que cuesta muy poco aclimatarlo a temperaturas extremas o iluminarlo. El ahorro en iluminación es considerable al igual que en calefacción porque se tarda mucho menos en caldear una habitación pequeña que toda una casa. Y lo mismo en verano, es mucho más económico mantenerla refrigerada con un sistema de aire acondicionado.

#Vivir dentro de las posibilidades

Sobra decir que las dimensiones de pisos de un dormitorio son reducidas, por lo que hay que adaptarse y vivir conforme a las posibilidades que tenemos en cuanto al espacio. No tiene ningún sentido tener un cuarto de baño pequeño y pensar en instalar una cabina de hidromasaje o una gran encimera para el lavabo. A veces, lo minimalista simplifica mucho los elementos y las estructuras y dan lugar a espacios más agradables y cómodos.

#Lo pequeño también puede ser acogedor

Las dimensiones reducidas no tienen por qué ir en contra de un ambiente agradable y cálido; al contrario, pueden hacerlo mucho más acogedor. Sólo tenemos que dar con los ingredientes adecuados y combinarnos de la mejor forma para que el piso no resulte ni demasiado recargado ni demasiado vacío.

Introducir objetos con una personalidad propia o escoger un color de pintura vivo nos ayudará a crear un espacio íntimo que llenará con su propia presencia.

Si quiere saber cual es la documentación necesaria para alquilar un piso de forma segura, pinche aquí.

Deja un comentario