Subarrendamiento: ¿Qué es? ¿Es legal? ¿Se puede negar el propietario?

Subarrendamiento: ¿Qué es? ¿Es legal? ¿Se puede negar el propietario?

Cuando el arrendatario entra a vivir como alquilado en un piso, puede pactar con el arrendador determinadas cláusulas que continuarán vigente durante todo el periodo por el que se prolongue el contrato.

Entre las cláusulas más importantes que podrán acordarse se encuentran las posibles actuaciones que el arrendatario podrá realizar en el interior del piso, así como la posibilidad de poder subarrendar alguna de las habitaciones.

Para que todo quede claro, no exista ningún tipo de duda, no le ocasione ningún quebradero de cabeza y no provoque la extinción del contrato, os ofrecemos información sobre todo lo que necesita conocer sobre el tema.

¿Qué es el Subarrendamiento?

Desde hace algunos años, viene realizándose una práctica muy habitual que consiste en sub-alquilar las habitaciones de un piso de alquiler. De esta forma, la persona que alquila una habitación pasa a ser arrendatario del inquilino, mientras el arrendatario se convierte a su vez en arrendador de esta persona a la que se le alquila una habitación o espacio del piso.

Estas situaciones son más comunes entre estudiantes y pisos donde reside una sola persona.

¿Es legal el Subarrendamiento?

El subarrendamiento de una habitación es una práctica legal, no obstante es necesaria la aprobación por parte del propietario del piso, según queda establecido en el artículo 8 de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU).

En caso de aceptar esta situación por parte del arrendador, el arrendatario tendrá la obligación de formalizar un contrato a cada una de las personas que entren como sub-alquiladas, detallando la parte del piso que va a utilizar, así como las normas de convivencia existentes en el piso.

Asimismo, deberá constar en el contrato la cuantía a pagar, que nunca podrá ser superior al montante total del alquiler, y la duración del contrato, que en ningún caso podrá ser superior a la duración del arrendamiento con el propietario del piso.

¿Se puede negar el propietario a esta modalidad?

El propietario del piso, para controlar la situación en la misma, puede negarse a que se produzcan sub-alquileres de habitaciones en su piso. Para que esto no ocurra, el propietario únicamente tiene que incorporar en el contrato una cláusula por la que se prohíba realizar esta acción.

Y si, aun habiéndose incorporado esta cláusula en el contrato, el arrendatario procediese a sub-alquilar las habitaciones del piso, el propietario podrá rescindir el contrato por incumplimiento del arrendatario.

¿Le compensa al inquilino el Subarrendamiento?

Aunque se pueda llegar a pensar que subarrendar las habitaciones a determinadas personas es una buena manera de compartir gastos, y por tanto reducirlos, esto puede ocasionar problemas más tarde.

La mejor opción es que esa persona que entra a vivir sea incorporada al contrato de alquiler, quitándonos de complicaciones puesto que en el caso de que esta persona se niegue a pagar, al no estar incluida en el contrato, recaerá sobre nosotros la responsabilidad de responder con nuestro dinero el impago del otro.

De todas formas en Grupo Piscis tenemos buenos precios para pisos en alquiler en el Parque Litoral, por lo que no tiene que preocuparse por el gasto mensual que le conlleve el alquiler de su piso.

Deja un comentario